Entre los ricos fondos que alberga la Biblioteca Nacional de España, se encuentran varias colecciones de partituras, tanto impresas como manuscritas, muchas de las cuales son ejemplares únicos que no se conservan en otros archivos o bibliotecas. Los fondos más antiguos proceden de la antigua Biblioteca Real, fundada en 1712 por Felipe V, dentro de un programa cultural, de inspiración francesa, que incluyó la creación de la Real Academia de la Lengua y las Academias de Historia y de Bellas Artes. Como resultado de la expropiación o compra de bibliotecas de miembros de la alta nobleza española, se custodian en la Biblioteca Real algunos documentos que resultan ser de gran valor para la historia de la música en España, como son, por ejemplo, los diversos volúmenes manuscritos de música escénica de finales del siglo XVII y principios del XVIII, que incluyen zarzuelas de autores como Sebastián Durón o Antonio Literes. De la Biblioteca Real procede también una interesante colección de música impresa de cámara que la Corona adquirió en Londres y en París durante la segunda mitad del siglo XVIII, ejemplo del grado de internacionalización que entonces alcanzó el mercado musical europeo. A este núcleo inicial se le fueron agregando otros fondos procedentes de las desamortizaciones eclesiásticas del siglo XIX, así como de diversas donaciones o compras. Dentro de estas últimas, destaca la donación de la importante biblioteca musical del compositor Francisco Asenjo Barbieri (1823-1894), o la compra, en 1990 y 1992, de la biblioteca del pianista Juan María Guelbenzu (1819-1886).

Tesoros Musicales de la Biblioteca Nacional de España - CD

14,95 €Precio

    Colaboradores

    Patrocinadores

    • Facebook
    • Twitter
    • YouTube
    • Instagram
    Copyright © 2020 L’Apothéose
    All rights reserved